CONSEJO FARMACÉUTICO EN ROSÁCEA

Factores desencadenantes. Generalmente aumentan el flujo sanguíneo, provocando una vasodilatación cutánea; entre ellos encontramos:

  • Factores climáticos: exposición a temperaturas extremas, vientos fuertes o humedad.
  • Exposición al sol.
  • Ambientes caldeados, saunas, baños calientes…
  • Consumo de alimentos y bebidas calientes, picantes…
  • Alcohol y tabaco.
  • Uso continuado de corticoides tópicos de alta potencia.
  • Medicamentos vasodilatadores (nifedipino, nitroglicerina…).
  • Cosméticos que contengan alcohol y compuestos hidroalcohólicos, hammamelis, fragancias, acetona…
  • Estrés emocional, ansiedad.
  • Ejercicio físico intenso.
  • Cambios hormonales: durante el embarazo o la menopausia se producen alteraciones hormonales que pueden afectar a la pared venosa (debilidad y dilatación), lo que puede desencadenar la aparición de rosácea o su empeoramiento.

Se deben evitar todas aquellas situaciones que causen enrojecimiento facial, tales como:

  • Cambios bruscos de temperatura (calor, frío y viento).
  • La exposición solar: si es posible evitarla deben usarse fotoprotectores con un FPS 50+.
  • El consumo de alimentos muy condimentados o picantes, y más aún en caliente. Recomendar una dieta variada, equilibrada y moderada.
  • El alcohol y las bebidas estimulantes. Incluso pequeñas cantidades.
  • Fumar y permanecer en ambientes cargados de humo.
  • El uso continuado de corticoides tópicos de alta potencia y de medicamentos ya citados. Productos dermofarmacéuticos que contengan alcohol o perfumes.
  • Estado de ansiedad y estrés.

Escuela de Farmacia (La formación más avanzada orientada a la oficina de farmacia)

GM&Farma (Optimizamos farmacias, desarrollamos personas)

#edf #gmfarma #escueladefarmacia #carolinatejera #farmacia #formacion #consultoria #coach #cursos #atencionfarmaceutica #marketing #gestion

Anuncios