DERIVADOS DE LA CODEÍNA + FIBRA

El uso de medicamentos con derivados de codeína es común. Podemos encontrarlos en tratamientos antiinflamatorios, antitusivos y en relajantes musculares.

Así mismo hay que tener en cuenta que los productos para el estreñimiento son muy demandados debido a una gran prevalencia en la población con problemas de tránsito.

Los derivados de codeína se usan para calmar el dolor y parar la tos seca. También tienen como efecto secundario el de ralentizar el tránsito intestinal. La codeína reduce las contracciones responsables de la movilidad intestinal, cuyo efecto deja el bolo alimentario más tiempo en contacto con la mucosa intestinal. Se provoca una eliminación excesiva de agua de este bolo y endurece las heces. El resultado es un estreñimiento alto.

Este problema se soluciona con un aporte de fibra no soluble que va a acelerar el tránsito y también rehidratar el bolo alimentario. Este efecto es más suave que el uso de laxantes químicos que provocan una irritación de la mucosa intestinal.

Precauciones: No se debe abusar de medicamentos derivados de la codeína. Deben ser tomados solo cuando es necesario y cuando el medico lo considere oportuno.

La toma de fibra debe ser limitada en el tiempo. Lo ideal es cambiar su dieta para volver a incorporar fibras alimentarias a diario. Favorecer las frutas y verduras. Comer cereales integrales. Las fibras no se pueden recomendar a pacientes con colon irritable o con enfermedad de Crohn.

Escuela de Farmacia (La formación más avanzada orientada a la oficina de farmacia)

GM&Farma (Optimizamos farmacias, desarrollamos personas)

#edf #gmfarma #escueladefarmacia #carolinatejera #farmacia #formacion #consultoria #coach #cursos #atencionfarmaceutica #marketing #gestion

Anuncios