DERMATITIS ATÓPICA, LA PATOLOGÍA OLVIDADA DURANTE LAS VACACIONES.

Durante los meses de verano observamos un descenso de las ventas de productos relacionados con la dermatitis atópicas. Esto es debido al aumento de las temperaturas y a los escasos períodos de fiebre por resfriados o infecciones respiratorias. Y en algunos casos el aumento de la humedad ambiental en las zonas cercanas a la costa.

Sin embargo, las piscinas pueden complicar la patología en algunos casos, dado que el cloro contiene oxidantes que actúan como irritantes en la piel.

Así mismo, diversos estudios sugieren que la dureza del agua doméstica (que se mide por su riqueza en minerales, sobre todo calcio y magnesio) puede ser un factor desencadenante clave de la dermatitis atópica.

En las regiones donde existe mayor concentración de sales minerales en el agua se registran hasta un 10% más de casos de dermatitis atópica infantil que en otras zonas.

Por ello, desde la oficina de farmacia debemos de insistir a nuestros clientes la importancia de continuar en verano también con los cuidados diarios para el buen estado de su piel.

En este caso, recordaremos la importancia del uso de geles sobregrasos e hidratantes corporales emolientes que les ayuden en ese mantenimiento, pero además les informaremos del uso de fotoprotectores minerales que permitan conseguir un efecto barrera. Y como tratamiento preventivo el uso de probióticos que regulen el buen funcionamiento del sistema inmunitario y no permitan una bajada de defensas con la llegada del otoño y un posible efecto rebote.

Durante los meses de verano observamos un descenso de las ventas de productos relacionados con la dermatitis atópicas. Esto es debido al aumento de las temperaturas y a los escasos períodos de fiebre por resfriados o infecciones respiratorias. Y en algunos casos el aumento de la humedad ambiental en las zonas cercanas a la costa.

Sin embargo, las piscinas pueden complicar la patología en algunos casos, dado que el cloro contiene oxidantes que actúan como irritantes en la piel.

Así mismo, diversos estudios sugieren que la dureza del agua doméstica (que se mide por su riqueza en minerales, sobre todo calcio y magnesio) puede ser un factor desencadenante clave de la dermatitis atópica.

En las regiones donde existe mayor concentración de sales minerales en el agua se registran hasta un 10% más de casos de dermatitis atópica infantil que en otras zonas.

Por ello, desde la oficina de farmacia debemos de insistir a nuestros clientes la importancia de continuar en verano también con los cuidados diarios para el buen estado de su piel.

En este caso, recordaremos la importancia del uso de geles sobregrasos e hidratantes corporales emolientes que les ayuden en ese mantenimiento, pero además les informaremos del uso de fotoprotectores minerales que permitan conseguir un efecto barrera. Y como tratamiento preventivo el uso de probióticos que regulen el buen funcionamiento del sistema inmunitario y no permitan una bajada de defensas con la llegada del otoño y un posible efecto rebote.

Escuela de Farmacia (La formación más avanzada orientada a la oficina de farmacia)

GM&Farma (Optimizamos farmacias, desarrollamos personas)

#edf #gmfarma #escueladefarmacia #carolinatejera #farmacia #formacion #consultoria #coach #cursos #atencionfarmaceutica #marketing #gestion

Anuncios