EL PORQUÉ DE UN PLAN DE MARKETING

Hay muchas razones por las cuales una farmacia necesita un plan de marketing, pero principalmente podemos destacar dos:

  1. El marketing es caro. Muy caro. Nunca sobra dinero en un presupuesto de marketing.
  2. Si no se organiza bien es fácil tirar el dinero, gastarlo en actividades que no son prioritarias impidiendo que se realicen otras que si lo son y para las que no quedará cuando llegue el momento.

Sin embargo, gracias al plan de marketing, la farmacia toma conciencia clara de hacia dónde va y de lo que debe conseguir, y esto se trasmite al cliente, que tiene claro cómo es la farmacia que le gusta.

Además, el hecho de trabajar con una hace que poco a poco vayas a profesionalizar tu actividad de marketing gracias a lo que vas a ir aprendiendo, tanto de tu farmacia, como de tus clientes. Lo que te funciona, lo que no, lo que podría mejorarse… y cómo hacerlo. Y todo ello con menos sorpresas de las que se tienen cuando se trabaja sobre la marcha improvisando cada día.

Inevitablemente si no lo tienes ya, es el momento de empezar a elaborar un plan de marketing.

Se trata de un documento escrito (esto es muy importante porque si no lo escribes no tiene constancia, no se puede comunicar…, no vale) que detalla las acciones necesarias para alcanzar los objetivos de marketing de tu farmacia. Es decir que todo consiste en fijar objetivos y definir lo que haremos, paso a paso, para conseguirlo. Nada más y nada menos.

En ese documento habrá tres partes diferenciadas:

  1. El análisis de la situación de partida,
  2. La fijación de los objetivos y
  3. La estrategia para lograrlo y las acciones (secuencialidad, presupuesto y resultados)
Anuncios